PROYECCIONES
Dinko Pavlov

Desde la triste soledad de mi ventana
contemplo a la niñez despreocupada,
detrás de un volantín que loco
surca el aire.

Al instante mi alma emprende vuelo
y se impregna a ese pedazo de papel
subiendo por el aire hacia las nubes
extasiado.

Ayudado por el viento y sus corrientes
me debato y zigzagueo alborozado
tratando de cortar aquella hebra
y vagar, vagar por el espacio.

Me dominan unas ansias que me ahogan
de volverme alado como un ave
dirigirme veloz como saeta
y llegar, llegar hasta tu lado.

Pero el suelo sigo unido con firmeza
a esas manos infantiles que han bajado
al pedazo de papel y a mi alma en pena
que vuelve a quedar aprisionada.

Ayudado por el viento y sus corrientes
me debato y zigzagueo alborozado
tratando de cortar aquella hebra
y vagar, vagar por el espacio.

Me dominan unas ansias que me ahogan
de volverme alado como un ave
dirigirme veloz como saeta
y llegar, llegar hasta tu lado.