PARA CANTARLE A LA VIDA
Los Gallardos

Para cantarle a la vida yo necesito
amar las cosas sencillas de cada día,

un tibio sol que me alumbre en mi camino

y un suave viento que limpie lo que respiro.

 

Para cantar me basta tu mirada

serena y dulce cómplice, amiga

del buen consejo de un amigo en su momento

y la conciencia abrigando sentimiento;

para cantar me basta la ternura

de un dulce beso en la despedida

y una guitarra trasnochando melodía

para seguir brindando por la vida.

 

Para cantar tan solo necesito

tener el tierno beso de mi hijo,

mirar la vida en sus ojos la alegría

y en su sonrisa una dulce melodía.

 

Para cantar tan solo necesito

la mano franca de un buen amigo,

el pan caliente en la mesa de mi viejo

estar en paz con Dios y conmigo.

 

Para cantar es todo cuanto pido

de estar en paz con Dios y conmigo.