MI NIÑO
Rodolfo Maldonado


Mi niño, el sueño de mi corazón,
mi niño, un canto de profundo amor,
mi niño, perfumado en su inocencia
con sus juegos y sus risas
anidados en mi ser,
la bala destrozó su libertad,
la hoja del otoño se elevó,
cuánto lo siento.

Mi niño que arrullé con tanto amor,
mi niño, tan distinto a los demás,
mi niño que creció con sus locuras,
aventuras y armonías en sus juegos sin pensar,
la bala destrozó su libertad,
la estrella luminosa se me fue,
cuánto lo quiero.

Te beso cada mañana en pensamiento
buscando la madrugada de tus años,
llevándote de la mano hacia la luna,
soñando, sólo soñando con tu recuerdo.

Mi niño sin querer ya se durmió
con sábanas muy blancas de almidón,
mi niño tan sonriente, tan inquieto
transparente y jubiloso, deseoso de vivir,
la bala destrozó su libertad,
cuánto lo siento.

Mi niño estás jugando con el sol,
mi niño vuela con alas de paz,
mi niño rompe con sus travesuras
y me busca en las esquinas
de mi mundo de ilusión,
la bala destrozó su libertad,
el juego peligroso terminó,
cuánto lo añoro.